09 SET 18 / 11:45 hs.

Un misil a batir

Matías Rossi, el piloto del Nova Racing, volvió a demostrar que su Ford es el auto a vencer y ganó la serie más rápida de la mañana en Paraná. Lambiris y Angelini se impusieron en las restantes, respectivamente.

Rossi, con autoridad, dominó la primera serie de punta a punta. El nacido en Del Viso supo cómo revalidar su buena actuación de la clasificación y obtuvo cinco puntos clave en la pelea por el ingreso a la Copa de Oro.

A bordo del Torino del equipo Renaul Sport Torino Team, Facundo Ardusso, su escolta, sufrió el asedio del séptuple campeón Guillermo Ortelli, las primeras vueltas. Pero pudo exprimir el potencial de su unidad para, de mitad de prueba en adelante, tomar un respiro y asegurarse la segunda posición de la serie más rápida de la mañana. Ortelli, Ponce de León y Canapino completaron los cinco primeros puestos, respectivamente.

La segunda batería fue la más cambiante. En la largada, el santafesino Juan Marcos Angelini (de Dodge) dio cuenta de Mariano Werner en una maniobra que dejó al local fuera de pista, sin chances de retomar su marcha. Emiliano Spataro aprovechó la situación y pudo escalar a la segunda posición para concluir delante del arrecifeño, Nicolás Trosset.

La tercera y última prueba de la mañana lo mostró muy competitivo al uruguayo, Mauricio Lambiris, el representante de Ford, quien se defendió de manera eficaz de los intentos de sobrepaso del Torino de Pernía, en una primera vuelta que no exhibió sobresaltos. Tercero finalizó Mazzacane, con el Chevrolet del Coiro Dole Racing, pero mucho más cerca de su perseguidor, De Benedictis, que de los primeros dos competidores.